Mientras unos mienten, otros trabajan