La Comunidad de Madrid olvida las inversiones pendientes en Pinto