Es necesario un cambio del modelo de residuos: los análisis realizados por el Ayuntamiento no dejan dudas